Mbappé, un candidato a monarca

Desde Moscu

Las grandes figuras que llegaron a este Mundial ya se han retirado, y algunas con más dudas que certezas sobre su actualidad futbolística. Messi, Ronaldo, Müller, Ramos, Iniesta, Navas son algunos de los que no han podido sobresalir con sus seleccionados, y apenas ofrecieron una cuota muy pequeña de su verdadero nivel. El tiempo ha avanzado para ellos también, y la mayoría ya no integrará más el plantel de su país. La elección para el ganador del próximo Balón de Oro que será en unos meses podría salir de lo que ocurra en esta Copa. Y ya no es probable que sea uno de los mencionados. Cuando quedan cuatro equipos en carrera parecería que entre ellos estará el que terminará siendo el más destacado.

Sin duda, hay uno que se vislumbra en el horizonte como el nuevo heredero del trono. El francés Kylian Mbappé, con apenas 19 años, está encaminado a convertirse en el próximo rey, si termina de confirmar lo que realizó hasta ahora en los dos partidos que tendrá que afrontar. El delantero del París Saint Germain tiene una potencia inusual para un chico de su edad, y a eso le agrega capacidad técnica y desequilibrio individual. Como son pocos los jugadores que saben eludir a sus marcadores esquivándolos, Mbappé es uno que se destaca por ello. Lo que hizo ante a Argentina fue asombroso: cada vez que lo encaraban de frente asumía el desafío buscando seguir adelante, en lugar de lanzar la pelota hacia atrás para apoyarse en un compañero.

El nivel de Mbappé no fue similar en el duelo de cuartos de final ante Uruguay, debido a que el equipo oriental lo encimó de una manera escalonada, muy distinto a lo que hizo Argentina, que optó por detenerlo de a uno. De esa manera, cuando superaba al defensor, se lanzaba directo al área en busca de la definición.

Mbappé cumple con todos los requisitos para transformarse en el nuevo dominador del juego, y teniendo en cuenta su juventud, se presume que los años certificarán esa supremacía que viene asomando. Si finalmente Francia se consagra el domingo próximo en Moscú, el chico tendrá muchas chances de ganar el Balón de Oro de este año, algo que será toda una sorpresa para alguien tan pequeño.

Lo que mantiene en vilo a este chico seguramente no es obtener ese premio, sino consagrarse aquí para que su carrera tome un impulso enorme. Los equipos más fuertes de España e Inglaterra se lo empiezan a disputar para sumarlo a sus planteles. Entre Hazard, Kane, Griezmann, Modric, Rakitic o Lukaku saldrá el nuevo monarca de este Mundial de Rusia. Nombres que son atracción permanente dentro de cualquier estadio. Mbappé, mientras tanto, suelta en silencio toda su simpleza en el campo de juego para que los partidos tengan una atractivo extra, y el premio mayor se vaya para París.

Fuente.pagina12