La Legislatura porteña le aprobó el negocio inmobiliario a Larreta en la Villa 31

Con 40 votos a favor del oficialismo con el apoyo del sector de Roy Cortina y algunos diputados del PJ, avanza la urbanización del Barrio padre Carlos Mugica.

Por Sofía González, Gustavo Sosa y Nicolás Marsico

La Legislatura porteña aprobó el proyecto de la urbanización del Barrio padre Carlos Mugica con 40 votos afirmativos y 12 negativos. El proyecto para el nuevo negocio inmobiliario del PRO, que envió Horacio Rodríguez Larreta, además de los votos del oficialismo, contó con el apoyo del bloque de Roy Cortina y de cuatro diputados porteños del PJ (Silvia Gottero, Claudio Heredia, María Rosa Muiños y Santiago Roberto).

Tras la sanción, los vecinos y vecinas de la villa 31 fueron contundentes: “Esto recién empieza. Falta la audiencia pública y después el proyecto tiene que volver al recinto. Aún no es ley este proyecto inmobiliario.”

A diferencia del 3 de diciembre del 2009, cuando por unanimidad se había logrado la aprobación de la Ley 3343 y que había desembocado en llantos de felicidad, hoy la foto es bien distinta. Los llantos son de bronca, y se dan fuerza entre todos para arrancar mañana mismo a sumar vecinos para la audiencia Pública.

Desde la oposición, el legislador Mariano Recalde sostuvo: “No podemos acompañar este proyecto, es una iniciativa que no garantiza la radicación definitiva y que aparte deja las puertas abiertas a la voracidad de los desarrolladores inmobiliarios”.

Los bloques PTS y Frente de Izquierda, votaron en contra. Mientras que Evolución tampoco acompañó, absteniéndose.

Se vivió un picante cruce entre el legislador Roy Cortina, y la legisladora Paula Penacca. El socialista fundamentó su voto a favor del proyecto de Larreta, justificando que cambiar la composición poblacional de un barrio, no podía denominarse “gentrificación”, sino que se trataba de una simple “rotación” de vecinos.Mientras tanto, la oposición fue tajante y sostuvo que se trata de una gentrificación lisa y llana, ya que cuando los actuales habitantes de la villa no puedan pagar la cuota de la hipoteca, que prevé el proyecto 2736, serán suplantados por los futuros compradores de viviendas en el marco de proyectos inmobiliarios millonarios.Por otra parte y para sorpresa de propios y extraños, el Bloque Peronista también se sumó a la iniciativa de Larreta. “El legislador Santiago Roberto públicamente había dicho y a nosotros personalmente, que iba a votar en contra y hoy votó junto al macrismo. Dice que lo hizo porque se habían incorporado cambios. Bueno, ninguno de esos cambios nos garantiza quedarnos viviendo en nuestro barrio”, sostuvo Graciela, de la Mesa de Urbanización participativa y rotativa de la Villa 31.

“Llegamos al día de la votación sin respuesta de la Jueza Liberatori, estamos esperando que se expida sobre el amparo que presentamos. Desde la semana pasada que tendríamos que tener la respuesta, pero pidió una prórroga de cinco días hábiles para contestar el traslado”, recalcó el dirigente de la mesa de urbanización, Héctor Guanco.

En una legislatura vallada y repleta de fuerzas policiales, lejos de festejar, los vecinos siguen pidiendo participación y se preparan para la audiencia pública y la segunda lectura en el recinto de la Legislatura porteña.