Burgos: “Privilegiaron la iglesia por sobre la exigencia histórica de las mujeres”

Tras el rechazo a la legalización del aborto, la dirigente del MST aseguró que la lucha feminista “es irreversible”. Afirmó que se votó “desde los prejuicios, la ignorancia y la defensa del sistema patriarcal”.

Ante el rechazo por parte de 38 senadores del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, la dirigente del MST y de Juntas y a la Izquierda, Nadia Burgos, manifestó: “Esta lucha es irreversible. Con la negativa al proyecto lo único que logran es que la marea tome más fuerza”.

Tras participar de la vigilia en la plaza del Congreso, en Buenos Aires, afirmó: “Demostraron que esa cámara reaccionaria, antiderechos y antidemocrática es incapaz de garantizar un derecho democrático y una política de salud pública como es el derecho al aborto legal, seguro y gratuito”.

“Privilegiaron las presiones de la iglesia y los sectores reaccionarios por sobre la exigencia histórica y masiva de las mujeres. Salimos de este 8A con la seguridad de que con lucha en la calle tendremos la ley y que la separación de la Iglesia y el Estado es urgente. Nunca más instituciones retrógradas pueden decidir por nosotras”, reclamó la excandidata a diputada nacional.

“A todos los senadores con sueldos de privilegios que votaron en contra y que argumentaron desde los prejuicios, ignorancia y la defensa del sistema patriarcal queremos decirles que sabemos quienes son, y no lo vamos a olvidar”, advirtió.

Desde su perspectiva, el voto mayoritario en el Senado “desnuda el verdadero espíritu de esta cámara que existe para mantener el statu quo. Para las mujeres y la disidencia esto significa negar nuestros derechos”.

En este marco, y como representante de la fuerza política, afirmó el inicio “de una campaña de disolución del Senado ya que se trata de una cámara cuya composición es absolutamente antidemocrática”.

“El derecho al aborto legal, seguro y gratuito lo vamos a conquistar en la calle y luchando”, concluyó.

Fuente: Página Política