La inversión productiva en la era Macri es más baja que en 2015

La llegada de inversiones financieras para beneficiarse con las altas tasas de interés no tuvo correlato con la inversión destinada a generar empleo.

Cuando llegó a la Casa Rosada, Mauricio Macri prometió una “lluvia de inversiones” para generar “empleo de calidad” y “crecimiento sostenible”. Sin embargo, los números oficiales del INDEC de Jorge Todesca lo contradicen: la inversión directa es menor que en 2015 y lo único que aumentó fue la inversión financiera.

La Universidad de Avellaneda realizó un relevamiento en base a los datos oficiales publicados en la balanza de pagos, y allí se muestra que hasta septiembre, el último dato disponible, la inversión extranjera directa (IED), aquella destinada a la economía real, decayó un 14% desde que asumió Macri la presidencia de la Nación.

Son 8.280 millones de dólares ingresados en los primeros 9 de meses del año, contra los 9.577 millones que entraron al país entre enero y septiembre de 2015, en pleno cepo cambiario y con la incertidumbre electoral.

La IED tuvo una brusca caída en 2016, ya que cerró ese año con solo U$S3.200 millones de ingresos por este concepto, y luego repuntó este año. Aun así, la suba sirvió para ubicarse levemente por debajo de la tan criticada y cerrada economía kirchnerista.

En donde sí hubo una explosión fue en la inversión de cartera, incentivados por un combo de tasas altas, tipo de cambio inmóvil y levantamiento de las restricciones para la circulación de capitales golondrina. Solo en 2016 ingresaron más de 36 mil millones de dólares para destinarlos a la renta financiera, diez veces más que lo ingresado para la productiva. En 2017, ese rubro ya acumuló 28 mil millones de dólares en 9 meses. Por cada dólar que ingresó al país destinado a la inversión productiva, llegaron 3,37 para invertir en instrumentos como bonos y Lebacs.

Fuente.eldestape