Desde la juventud del FEF repudian el abandono del Presupuesto Participativo en Paraná

La juventud del FEF -Frente Entrerriano Federal-, a través de su referente Juan Francisco Coniglio, cuestionó la decisión del gobierno municipal de abandonar y no darle continuidad al Presupuesto Participativo en Paraná.

 

“El Presupuesto Participativo es un claro ejemplo que el Ejecutivo Municipal no tiene intenciones de hacer parte a la ciudadanía de las políticas públicas. El presupuesto para el período 2018, sancionado por el Honorable Concejo Deliberante en diciembre, continúa reduciendo significativamente la partida, dejándola en un ínfimo monto”, expresó Coniglio, al tiempo que recordó: “vale destacar que el año pasado se ejecutó solamente el 0.55% del presupuesto asignado, lo cual habla a las claras de abandono y desidia por parte de los funcionarios a cargo”.

En ese sentido, recalcó: “En 2016, cuando se cumplió el primer año de la actual gestión municipal, desde nuestro espacio ya advertimos sobre esta incomprensible determinación: cuando la edulcorada narrativa macrista se refiere al ‘cambio’, se tiende a creer –de buena fe- que la aspiración es modificar aquello que no cumplió las expectativas o no dio los resultados esperados, pero de ningún modo fulminar o echar por tierra políticas públicas virtuosas y de inclusión -como es el caso del Presupuesto Participativo- por el mero hecho de haber sido iniciadas en una gestión de un color político distinto”.

“Desde el 2016 se abandonaron las obras casi terminadas en 2015, como partes de un programa que ejecutó 33 obras elegidas por los vecinos y vecinas en distintos puntos de la ciudad, tales como calles de asfalto, centros de salud, salones de usos múltiples, entre otras. En el período 2016 y 2017 se abandonaron las convocatorias e instancias que establece la ordenanza y no se ejecutaron las que ganaron democráticamente con discusión y votación en el año 2015 para ejecutarse en el 2016”.

El joven dirigente añadió: “Es lamentable que en Paraná no se le brinde continuidad a esta herramienta, que ha sido, en el ámbito de las esferas municipales, uno de los instrumentos más novedosos de las últimas décadas, definido como un proceso de democracia directa, voluntaria y universal, en el cual la población decide el presupuesto y las políticas públicas, de manera que su participación no se limita a votar cada cierto tiempo, sino que también toma decisiones y controla la gestión de gobierno”.

“Este cuestionamiento no parte tan sólo desde nuestro partido: de hecho, han mostrado su preocupación al respecto bloques de concejales de la oposición, comisiones vecinales y la Defensoría del Pueblo. Pero el Ejecutivo municipal sigue haciendo oídos sordos, condenando a los paranaenses a dejar en el olvido una herramienta de participación ciudadana cuya finalidad es incentivar la participación de la comunidad en el mejoramiento de su propia calidad de vida”, finalizó.