Denuncian que el nuevo dueño de C5N puso al flamante titular de la AFIP

Una investigación revela la jugada del canal de noticias. El papel del Gobierno. Cómo sacaron a Abad.

Una nota del periodista Hugo Alconada Mon denuncia que el nuevo dueño de C5N puso al flamante titular de la AFIP

“A fines de 2017, el ahora designado titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, se reunió en secreto con Ignacio Rosner para evaluar la solidez del holding y sus opciones de supervivencia”, confirma.

Y revela: “Fuentes oficiales y de la empresa confirmaron a LA NACION que las reuniones ocurrieron entre fines de noviembre y principios de diciembre por orden de la Casa Rosada, que buscó determinar la seriedad de Rosner”.

Alconada cuenta: “Las esperanzas de Rosner habían chocado con Abad. Se reunieron dos veces, sin acuerdo. El 28 de noviembre, ante la consulta de la Justicia, Abad se negó a aceptar las acciones de empresas del grupo como garantía de recobro de los impuestos que debe al Estado. Fue entonces cuando Rosner, según cuentan testigos, vaticinó que a Abad lo echarían de la AFIP y que lo reemplazaría Cuccioli”.

Y agrega: “¿Tenía información privilegiada? El empresario negó a LA NACION haber dicho eso. Con tono risueño, acotó: “Nunca se me pasó por la cabeza que Cuccioli pudiera ir a la AFIP””.

Alconada cierra: “Cuccioli se reunió con Rosner y evaluó el caso Indalo. Ni se imaginaba que su destino estaba en la AFIP. Incluso a principios de diciembre renunció a su cargo en el Ministerio de Finanzas -llegaron a organizarle la fiesta de despedida-. Volvió sobre sus pasos porque su jefe, el ministro Luis Caputo, le pidió que se quedara. Se enteró de que iría a la AFIP después del “retiro” del Gabinete en Chapadmalal, a mediados de febrero”.

Y cuenta: “Tras mantener aquellas dos reuniones con Abad, por ejemplo, dijo que ya tenía “todo acordado con la AFIP”. Abad se enteró y cuando Rosner le pidió un tercer encuentro lo derivó al área de Grandes Contribuyentes Nacionales. No solo eso, ante una nueva consulta judicial, Abad volvió a rechazar la propuesta de pago. Los contactos entre Rosner y Cuccioli continuaron por WhatsApp hasta hace diez días, cuando el financista le preguntó al funcionario si podía recibir a un sindicalista. No hubo respuesta”.

Fuente.eldestape