La diputada de Cambiemos dice que no estafó la compra de un campo

La radical Gabriela Lena considera "equívoca y maliciosa" la denuncia

La radical Gabriela Lena considera “equívoca y maliciosa” la denuncia de un vecino de Villa del Rosario, según el cual la legisladora adquirió de forma poco clara un campo y ahora busca desalojar a quienes lo habitan.

La radical Gabriela Lena considera “equívoca y maliciosa” la denuncia

En los últimos días Víctor Reniero, un vecino de Villa del Rosario, salió a denunciar que la diputada provincial de Cambiemos, Gabriela Lena, buscaba echar a su madre y a su hermano del campo en el que viven en Santa Ana, propiedad que la legisladora habría adquirido sin el consentimiento de todos sus dueños, según la versión del denunciante.

La diputada emitió declaraciones en las que afirma que “se reprodujo la voz del supuesto damnificado, pero no así la realidad de los hechos” y expresó que “Reniero tergiversa la realidad”. Lena asegura que “el tema” tiene “por lo menos 14 años de antigüedad, ocasión en el cual mi familia adquirió esa propiedad sin que hasta el momento podamos tomar posesión de la misma”.

La ex concejal de Chajarí indicó que las tierras fueron compradas con dinero de la herencia de su padre, José Luis Lena, al padre del supuesto damnificado. “Ni Victor Reniero ni su madre eran ni son propietarios de estas tierras, sino que las mismas pertenecían a su padre y sus hermanos y fueron adquiridas de manera legítima a estos últimos ya que, antes del fallecimiento del padre de Reniero, el mismo cedió los derechos hereditarios a sus hermanos, sin conocimiento -y quizá sin consentimiento- de su propia familia”, explicó.

“Con mi familia actuamos de buena fe”, aseguró la legisladora provincial, contra los dichos del vecino, quien dijo que los Lena “se aprovecharon de la ignorancia nuestra”. Insistió la diputada en su comunicado enviado a INFORME DIGITAL que “adquirimos una propiedad en forma legal y lo cierto es que hace más de una década que no podemos hacer uso de la misma ya que los familiares del fallecido Reniero interpusieron diferentes demandas, todas las cuales se resolvieron, en distintas instancias judiciales, a nuestro favor”.

El asunto en cuestión llegó incluso a la máxima instancia judicial provincial, el Superior Tribunal de Justicia. Laena asevera a su vez que desde el inicio de las demandas “se buscó un acercamiento a la familia ofreciéndoles diferentes alternativas para que puedan desocupar el predio”, lo cual hasta el momento “no fue posible”, según las declaraciones de la dirigente radical.

“Hicimos cuando esté a nuestro alcance para tratar de conciliar, pero los familiares de Reniero nunca aceptaron las propuestas que les realizamos de buena fe y sin necesidad de hacerlo. Primero les ofrecimos una hectárea para que puedan seguir viviendo y trabajando en el lugar y llegamos incluso a ofrecerles una vivienda para que puedan trasladarse y tampoco tomaron esa oportunidad”, graficó la diputada, quien manifestó que las negociaciones se extendieron hasta marzo de este año.

“Agotadas las instancias de conciliación recientemente el Superior Tribunal nos dio la razón”, remarcó Lena, quien lamentó además “la difamación pública”, que “también nos causa un daño, ya que hace 14 años venimos luchando por tomar posesión de algo que legítimamente es nuestro”.

Por último, manifestó la Diputada que la intención de comprar esas tierras “tenía que ver con poder realizar tareas de forestación para concretar un emprendimiento que sirva, en el futuro, para el sostenimiento del estudios de los hijos de la familia”.