Un Encuentro de Murgas al aire libre tendrá lugar en Paraná

El encuentro será al aire libre con La Malparida y Cero Bola. Foto: Juan Vidal

Este domingo a las 15.30 en la Plaza Sáenz Peña tendrá lugar un Encuentro de Murgas del que participará La Malparida, de Paraná y Cero Bola de Montevideo, Uruguay. Los organizadores decidieron denominar al evento como el I Encuentro Cósmico Intergaláctico de Murgas unplugged al aire libre y tomando mate.

El encuentro será al aire libre con La Malparida y Cero Bola. Foto: Juan Vidal
El encuentro será al aire libre con La Malparida y Cero Bola. Foto: Juan Vidal
Los artistas se estarán presentando de manera informal, compartiendo canciones, con los presentes. Entre las murgas estarán Cero Bola, de Montevideo y La Malparida, de Paraná.

Cero Bola se forma como murga joven en el año 2007 y resulta ganadora de dicho encuentro en los tres años que por allí pasó. Surge de un grupo de amigas con el sueño compartido de cantar en una murga, por el simple placer de hacerlo. En el encuentro de Murga Joven 2007, 2008 y 2009 obtiene, además del primer premio, las siguientes menciones especiales:

La propuesta 2007 Heroínas
Esta propuesta rescataba del olvido a las heroínas de los antiguos cuentos y comics infantiles, investigando qué fue de sus destinos.

Menciones:
Mejor texto
Mejor puesta en escena
Mejor cuplé
Mejor personaje:
Figura de Murga Joven
Mejor nombre de murga
Mejor director

2008 El deber ser
La propuesta 2008 plantea la voz de la mujer reprimida por las normas sociales impuestas por la iglesia y por lo que la sociedad espera de una “muchacha decente”.

Menciones:
Mejor cuplé
Mejor momento
Mejor puesta en escena

2009 Cero Bola va a la playa
La propuesta 2009 plantea que a la murga se le estiraron las vacaciones y nunca regresó de la playa, por lo tanto se ve obligada a improvisar un espectáculo sin preparación, situación que la lleva a replantearse su identidad como murga.

Menciones:
Mejor puesta en escena
Mejor momento
Mejor comunicación con el Público

La Malparida surgió hace diez años. Según explican sus propios integrantes el “proyecto sólo tenía como herramientas nuestra voz, nuestras manos, nuestros cuerpos y un zurdo que resonaba gravemente empujándonos a romper el silencio para decir, descifrar, denunciar lo que nos acontece, eso que llamamos realidad”.

Así, se inicia un camino de trabajo, de historias encontradas y compartidas, de recuerdos que se van y vuelven, recuerdos que vuelven a la memoria, gente, tránsitos, lugares.

La Malparida es una murga que esconde y muestra historias, experiencias, trayectos, militancias, ideas, proyectos. “En cada parto damos luz a todo eso; en cada parto laten las palabras, el trabajo de todos quienes pasaron, de quienes estamos. Cada parto es trabajo de grupo, discusiones, idas y vueltas, contradicciones e intentos.

Cuando cantamos nos exponemos en lo que buscamos y pensamos; apostamos a no callar para decir nuestras verdades”.