Entidades agropecuarias solicitaron ayuda económica para ganaderos afectados por la creciente

El sector, pidió al gobierno que se declare la emergencia y una ayuda económica para productores que no superen las 100 cabezas y debieron salir de las islas. Solicitaron que los beneficios se extiendan a otros sectores productivos.

En torno a los problemas que genera la creciente de los ríos en la zona de las islas entrerrianas, el titular de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos, Jorge Chemes, explicó que oportunamente habían presentado al gobernador un pedido de emergencia firmado por las cuatro entidades agropecuarias, pero coincidieron con las autoridades en que todavía no declararían la misma, pero sí se planteó ayudar a los productores que no superen las 100 cabezas y tuvieron que salir de las islas. También se incluiría a apicultores, pescadores e inclusive ladrilleros que tienen producciones ubicadas en inmediaciones de las zonas con problemas. “Primero se va a acudir a los que más necesitan desde el punto de vista social”, sostuvo el dirigente a Paralelo 32, al cabo de una reunión en Casa de Gobierno esta semana, con la presencia del Secretario de Coordinación Político Institucional y Emergencia Agropecuaria del Ministerio de Agricultura de la Nación, Javier Rodríguez.

Con el funcionario se realizó una reunión el martes en Casa de Gobierno, en la que participaron la Federación Agraria Argentina (FAA), la Federación Entrerriana de Cooperativas (Fedeco), Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (Farer), representantes de las municipalidades de Paraná y La Paz, la Policía Rural, el senador provincial César Garcilazo y autoridades de Prefectura, y el presidente de la FARER, Jorge Chemes, entre otros.

Según este último, plantearon que “si bien se han podido retirar la mayoría de los animales de la isla sin ningún inconveniente, lo importante es poder prever con anticipación y mejores estrategias para poder enfrentar estas situaciones y que no siempre se tenga que estar recurriendo a la emergencia”.

En forma paralela se solicitó que cuando se implemente la emergencia, ampliarla a los sectores productivos, porque se está necesitando una prórroga impositiva no solamente a nivel provincial sino también nacional. Consideró Chemes, además, que la ayuda financiera es muy importante para la gente que tuvo que sacar hacienda de la isla y no teniendo donde derivar los animales, tuvo que vender. En estos casos es importante para que en forma directa se reponga el stock. “Los ganaderos que tuvieron que vender les resulta muy difícil reponer animales”, remarcó. Otro tema que se planteó al funcionario nacional estuvo referido a la Afip, porque el productor cuando vende debe pagar el IVA y le genera un crédito que no puede descontar más. La idea es mantener reuniones periódicas para plantear cuestiones puntuales que hacen a la producción provincial

Problemas

La situación del sector agropecuario sigue estando mal, según Chemez. Los resultados económicos de la última cosecha no fueron los esperados. De acuerdo a una evaluación que hacen desde la entidad, en promedio el chacarero vendió más del 70 % de la producción y todavía queda con deudas. El problema es que se encuentra desfinanciado para comenzar la próxima campaña.

Con respecto a la ganadería, los precios son buenos, la rentabilidad más o menos se mantiene pero las políticas ganaderas a corto y mediano plazo generan incertidumbre, además la falta de stock de bovinos es importante. “Ante esta realidad, el criador no retiene vientres, los vende y genera esta situación. Esto ocurre desde hace años”.

Finalmente mostró su preocupación por lo que ocurre con el sector lechero, que es el peor. Señaló que hace unos días mantuvieron una reunión en Sunchales (Santa Fe), donde reclamaron que no se ponga precio máximo a la leche porque sería un “certificado de defunción para el sector”. Solicitaron una reunión con el titular de la cartera a nivel nacional, pero todo esto está en el terreno de los planteos porque efectivamente no hay respuestas.

La postura del Gobierno

“Muchos productores están planteando que el traslado de los casi 600 mil animales que estaban en las islas a campo firme, implica mayores costos y la idea es aprovechar esta instancia en la que viene el principal responsable en el marco de la emergencia, para que cada organización tenga la posibilidad de poder contarle que los eventos han causado mayores costos para los pequeños productores y preguntar qué posibilidades hay de ir pensando en la declaración de la emergencia agropecuaria”, explicó el ministro de la Producción, Roberto Schunk.

En ese sentido, el ministro indicó que la emergencia agropecuaria para productores ganaderos “no solamente prevé la posibilidad de tener subsidios, sino además el aplazamiento del pago de los impuestos a nivel nacional y aquellos que tienen préstamos con el Banco Nación lograr aplazar esos pagos”.

Según Schunk, “el 75 por ciento de los animales que están en islas, están en los departamentos Islas y Gualeguay, pero también hay en La Paz, Diamante y Paraná”.

También el funcionario nacional Rodriguez dijo a ese mismo medio que “ya estamos implementando distintas medidas de asistencia para la alimentación de ganado en las provincias de Santa Fe y Corrientes, y ahora estamos mirando qué posibilidades hay de adoptar ese tipo de medidas en Entre Ríos”.

Al respecto, el funcionario nacional precisó que “en otras provincias se está dando asistencia económica para el alimento del ganado”. Y puntualmente sobre la emergencia, expresó: “el mecanismo que se necesita es que la provincia declare la emergencia y la Nación estudie el pedido”.

“Desde el Estado nacional estamos sosteniendo que hay herramientas concretas y otras que la Nación y la provincia están llevando adelante para afrontar esta situación”, mencionó, por último, Rodríguez.

Fuente.elonce