“Cristina le firmó el certificado de defunción al trigo”, advirtió la Sociedad Rural

El presidente de la Sociedad Rural, Luis Miguel Etchevere, sostuvo que la presidente Cristina de Kirchner “le acaba de firmar el certificado de defunción al trigo”, a partir de los anuncios que realizó la mandataria por cadena nacional.

El referente del campo criticó la confirmación de la “política de cupos y de intervención de los mercados”. “No se puede esperar que la Argentina pueda aprovechar esta demanda que hay de trigo por los problemas que hay en Ucrania, EEUU, porque nuestros competidores del hemisferio sur están al máximo de su producción”, indicó el titular de SRA.

“El gobierno de Cristina de Kirchner tiene que asumir la responsabilidad porque, como bien dijo, cuando ella asumió se producían 16 mil millones de toneladas de trigo y el año pasado fueron 9. Eso es absoluta responsabilidad de las políticas que llevó adelante en su gobierno”, apuntó Etchevere.

Planteó, entonces, que “pudiendo producir mucho más para tener trigo barato internamente y poder generar divisas exportando, el Gobierno -con todas estas trabas- hizo una gran transferencia a otros eslabones de la cadena, desincentivando la siembra por un lado, haciendo con esas políticas que haya faltantes. Y hay dos grandes perdedores: el productor, por recibir menor precio; y el consumidor, por otro lado porque el año pasado el trigo no alcanzó”.

El titular de la Sociedad Rural reconoció que -desde el sector- “teníamos otras expectativas porque la Argentina tiene muy buenas posibilidades porque un competidor fuerte como Ucrania está con serios problemas políticos, los Estados Unidos -que es otro competir grande- tuvo la peor sequía en años y todos miran al sur”.

“Lo que acaba de decir la Presidenta no ayuda a que se duplique la producción. Es más, no sé si tendremos lo mismo que la campaña anterior o menos”.

Finalmente, y consultado sobre el impacto de la inflación entre los ruralistas, Etchevere mencionó en declaraciones radiales a La Once Diez / Radio de la Ciudad, que “hay 128 frigoríficos cerrados, 15.000 trabajadores de la carne en la calle y todos los días hay novedades de plantas que están por cerrar”. Pero también advirtió que “hay tambos que sufren la misma situación”.

Por otra parte, la Federación Agraria (FAA) se refirió también a los anuncios de la Presidente sobre el trigo en cadena nacional.

A través de un comunicado, la entidad gremial de pequeños y medianos productores indicó que “el gran responsable de que el pan valga 30 pesos ha sido el Gobierno. De aquella producción récord de 2007 a la fecha se perdió trigo, porque se otorgaron discrecionalmente Registros de Exportación, que permitieron a las grandes multinacionales embolsar 7 mil millones de dólares adicionales de ganancia”.

“Así, los pequeños productores no tuvimos condiciones para vender lo que cosechábamos. Y en muchos casos, tuvimos que usar el trigo para alimentar animales, porque no había precio. Con esta política, perdimos los chacareros y se castigó a millones de consumidores. Además, en el relato maniqueo que se escuchó hoy por cadena nacional, se dijo que en el caso de sacar las retenciones subiría el precio del pan, cuando el valor del trigo incide en menos del 15 por ciento en el valor final de los productos panificados”, advirtió la FAA.

El escrito además agrega que “se anunció la apertura de 500 mil toneladas de exportación para trigo como un gran logro. Ese medio millón de toneladas son solamente 15 barcos saliendo de los puertos. Y ya lo tienen las multinacionales, que lo compraron barato y ahora lo venden a mejor precio. Por otro lado, cuando habló sobre las retenciones, la Presidenta omitió decir que a las grandes empresas y a los pequeños productores nos siguen cobrando los mismos derechos de exportación, beneficiando a los grandes actores del sector, en una producción cada año más concentrada”.

Por último, la FAA expresó que “este año, las condiciones climáticas y de suelo permitirían aumentar la superficie triguera. Pero lamentablemente, se repiten las actitudes: sigue sin advertirse la realidad de miles de productores y sin escucharse nuestro reclamo. Se desoye incluso a los gobiernos de las principales provincias trigueras, que hace pocos días solicitaron modificación en el esquema de retenciones al cereal. El resultado va a ser el mismo de siempre. El pan más caro, y cada vez menos productores”.