Comienza el juicio a la pareja de colombianos por una salidera bancaria ocurrida en Gualeguaychú

Los detenidos son un hombre de 36 años y una joven de 19, acusados de haber pinchado la cubierta del auto de un hombre que salió de un banco y al que le robaron un maletón con 20.000 pesos.

A menos de un mes de su detención en la puerta del banco Santander Río de calle Urquiza, la pareja de nacionalidad colombiana acusada de una salidera bancaria el 4 de junio, afrontará a la Justicia argentina en un juicio oral que se desarrollará en los Tribunales de Gualeguaychú.

El hombre de 36 años, alojado en la Jefatura Departamental, y la joven de 19 años, en la Comisaría del Menor y la Mujer, se encuentran detenidos desde el 1 de agosto, ambos con prisión preventiva, por tratarse de personas de origen extranjero, radicadas temporalmente en Buenos Aires.

A pesar de haber sido detenidos en la puerta de una entidad bancaria, en circunstancias en que no lograron cometer un delito, están imputados por un robo simple ocurrido el 4 de agosto.

En esa ocasión, a un hombre que salió de un banco céntrico le pincharon una cubierta del vehículo y cuando lo abandonó para realizar otros trámites, los delincuentes rompieron una ventanilla y sustrajeron un portafolio con 20 mil pesos en su interior.

El juicio que comienza este miércoles a las 8.30 será oral y público. No se llegó a un acuerdo para un juicio abreviado porque el defensor oficial, Pablo Ledesma, solicitó la absolución ante el Juez de Garantías, mientras que la fiscal Carolina Costa pidió el cumplimiento de pena.

Por tratarse de una imputación que prevé una pena menor a los 10 años, el juicio será unipersonal (un solo juez) y estará presidido por Arturo Dumón. Además está previsto que declaren ante el magistrado unos seis testigos.

Durante la investigación de la causa, a raíz de un pedido expreso de la Fiscal al Juez de Garantías, un grupo de funcionarios policiales de la División Investigaciones de la Policía de Gualeguaychú allanó la habitación del Hotel Washington en San Telmo, donde se alojaban ambos detenidos.

En el lugar se buscó todo tipo de documentación que pudiera tener relación con el robo perpetrado el 4 de junio, y se secuestró cuatro celulares de alta gama que fueron peritados para establecer vínculos y obtener pruebas para el juicio. (El Día)