Viale criticó los “puntos débiles del proyecto” para la construcción de viviendas sociales

El diputado reclamó que no se aprueben de forma express “leyes que derogan a los 40 días los mismos que la sancionaron sin leerla”. Cargó contra los anuncios incumplidos de Urribarri y reivindicó los impuestos a la herencia.

Ante el tratamiento de la iniciativa sobre vivienda e impuesto a la herencia, el diputado socialista Lisandro Viale, comenzó su intervención recordando que exactamente un año atrás se producía una situación similar “cuando se aprobó, entre gallos y medianoche, sin estudio, sin detenimiento, una ley ahora tristemente célebre y que luego, apenas 40 días después, fue derogada por los mismos que la aprobaron sin leerla”. Por eso solicitó que el proyecto vaya a comisión y sea tratado con el tiempo que requiere una iniciativa tan importante como ésta.

Puntos débiles del proyecto
“El proyecto tiene dos patas, una es la anunciada cuestión de las viviendas destinadas a erradicar asentamientos precarios”,y la otra “la creación del impuesto a la herencia, que es un tema muy importante para nosotros los socialistas, dado que fue Alfredo Palacios el primero en presentar en la Argentina un proyecto en ese sentido”.
Viale señaló que “de las 21 páginas que tiene el proyecto, sólo las tres primeras están destinadas a la primera pata, la creación de viviendas, el resto es para el impuesto a la herencia. El proyecto nada dice de las 2.000 viviendas por año que tanto se difunde en los medios, no pone objetivos o plazos. Tampoco explicita cómo se seleccionará a los destinatarios, ni las características de las viviendas (por ejemplo, ni una palabra para la posibilidad de promover el uso de materiales no tradicionales, que son económica y ambientalmente sustentables, como madera o adobe), tampoco las condiciones de su ejecución y adjudicación. Sólo establece que se seleccionarán los destinatarios “en función de parámetros objetivos”, de acuerdo a la condición socio-económica y habitacional de los sujetos sociales. Pero no dice quién realizará el análisis socio-económico ni de dónde surgirán esos parámetros”. Tampoco incluye control social en su ejecución ni mecanismos de contralor autónomos.
Viale cuestionó que “con el proyecto tal como se presenta, sin objetivos mensurables, plazos concretos ni control efectivo, corremos el riesgo de que pase a ser un nuevo episodio de la anunciocracia que ya conocemos”.
“Hay demasiados antecedentes en este sentido: este mismo gobernador, hace cuatro años anunció 4.950 viviendas, el 27 de enero de 2009, con una inversión de 400 millones de pesos para esas casi 5.000 viviendas. A cuatro años exactos ¿cuántas se ejecutaron? Luego, el 17 de diciembre de 2010, al presentar el Plan Quinquenal 2011-2015, el Gobernador anunció nada menos que 17.000 nuevas viviendas. ¿Cuántas se concretaron? Considerando que vamos entrando al tercer año del Plan, ¿no deberían estar hechas la mitad?”

Pedido de pase a comisión y abstención
El diputado del socialismo entrerriano, pidió autorización para abstenerse (algo previsto por el Reglamento de la Cámara), criticó “lo burdo” del texto que se presentó como “un copie y pegue” del proyecto de Buenos Aires, y lamentó que la iniciativa no se haya enriquecido con el aporte de colegios de profesionales y técnicos.
“Se puede hacer algo mucho mejor y con el consenso de todos los bloques”, dijo Viale al adelantar que su bancada no se opone al proyecto, sino que quiere estudiarlo para mejorarlo y brindar garantías de su efectivización. “Nos llama la atención que en el medio del verano se busque aprobar, en el mayor sigilo posible, una propuesta que involucra a la mayoría de los entrerrianos. Queremos que vuelva a comisión para que se estudie con detenimiento, para que no vuelva a suceder lo mismo que un año atras, cuando se aprobó en tiempo récord, como ahora, una ley express que luego derogaron, a los cuarenta días, los mismos que la sancionaron sin leerla”.

“¿Qué garantías tenemos de que se harán las viviendas?”

El diputado del Partido Socialista resumió su posición en los siguientes términos: “Sobre el programa de viviendas: debe haber control social y de la oposición, sujeción al IAPV, y debe contar con plazos y objetivos mensurables. Sobre el impuesto a la herencia: incluir a los especialistas en la discusión de los aspectos técnicos, y establecer que sus producidos deben ser utilizados para efectivizar derechos sociales”. Por otro lado, anunció que requerirá informes “para que el Gobernador explique qué pasó con las 28.000 mil soluciones habitacionales anunciadas por este mismo Gobierno en los últimos cuatro años”. En ese sentido puso énfasis en que los fondos se utilicen para lo anunciado, porque “nos preguntamos: si no se hicieron las 5.000 ni las 17.000 anteriormente anunciadas ¿por qué se harían estas 6.000, y en año electoral? ¿Qué garantías tenemos?”
A manera de “sanción” por las críticas realizadas al proyecto del oficialismo, el titular de la bancada del FPV le negó la posibilidad de abstención. Viale aseguró que el suyo debe ser el primer caso en que esto ocurre.