Policías entrerrianos se manifestaron en Gualeguaychú y Paraná

A la par de los reclamos salariales que se repiten en otras provincias del país, algunas de las cuales ya se alcanzaron acuerdos para evitar acuartelamientos, en Paraná y Gualeguaychú grupos de policías, retirados y familiares de uniformados se manifestaron por recomposición salarial. En la capital provincial se movilizaron unas 50 mujeres de policías, quienes marcharon desde la Plaza 1º de Mayo hasta la jefatura, donde cantaron el Himno Nacional y luego se retiraron, antes de ser recibidas por el subjefe Juan Ramón Rosatelli. En tanto, en Gualeguaychú se movilizaron unas 200 personas, entre ellas policías con parte de enfermo y mujeres, y le entregaron un petitorio al jefe policial Juan Carlos Escalante, donde pidieron “una mejora salarial histórica”, según supo ANALISIS DIGITAL. En ese marco, el gobernador Sergio Urribarri le ordenó al ministro de Economía Diego Valiero y al jefe de la Policía Héctor Massuh ver la posibilidad de una recomposición salarial, que sería, en principio, para los sectores más bajos.

Entre Ríos no fue ajena al reclamo de aumento salarial, como mejoras en las condiciones laborales, por parte de los policías. Luego de la situación vivida en Córdoba, hubo un efecto dominó y las distintas fuerzas en el país comenzaron a reclamar por una recomposición. Esta semana ya se habían movilizado en forma “pacífica”, como lo denominaron los agentes, en Gualeguaychú y en Concordia, y el viernes un escaso número se movilizó a la Casa de Gobierno. Este sábado, mientras en seis provincias hubo fuertes reclamos de los uniformados, que incluso derivó en el envío de gendarmes a Santa Fe y Córdoba, en Entre Ríos familiares de policías, retirados y policías con partes de enfermo volvieron a movilizarse.

Según registró este portal, en Gualeguaychú la convocatoria fue más numerosa, con unas 200 personas, entre ellas mujeres y policías con parte de enfermo. En ese marco, se dirigieron a la Jefatura local donde entregaron un petitorio al jefe Escalante, en el que entre otras cosas pidieron “una mejora salarial histórica”.

En tanto, en Paraná se convocaron en su mayoría esposas de policías, quienes se congregaron en la Plaza principal de la ciudad y marcharon hasta la jefatura, donde iban a ser recibidas por Rosatelli, pero finalmente entonaron las estrofas del Himno Nacional y se retiraron.

Cabe recordar que esta semana un grupo reducido de familiares y agentes de policía se concentraron frente a la Jefatura Departamental de Concordia para dar voz a una serie de pedidos que consideran “primordiales” que se solucionen. Explicaron que “no se cumple con la Ley Nº 8.477 que establece que cada agente cobre por cada punto obtenido unos 57,10 pesos, los cuales marcarían una diferencia final en los salarios básicos”. Asimismo, exigieron el pago de las horas extras y denunciaron ante Diario Río Uruguay que les han llegado a pagar con dos años de retraso los servicios de guardia que prestan en edificios públicos. Subrayaron que no existe ninguna intención de acuertelamiento y aseguraron que “las leyes de la policía no van en paralelo con los adelantos que ha tenido la sociedad”.